Frases

06 septiembre 2013

Pin It

Widgets

Frases de la Película: Before Midnight (Antes del Anochecer) – Richard Linklater


Publicado por on 15:59

;


Jesse: El punto es buscar, mantenerte con ánimos. No lo sé… sólo desearía que fuera más fácil.

Céline: ¿A qué te refieres?


Jesse: Sólo para mantener cierto nivel de pasión. Solíamos ser naturales. Recuerdas cuando era más joven, mis amigos escritores y yo solíamos… sólo se sentía como si estuviéramos haciendo algo importante. ¿Sabes? Esa era nuestra época.

Céline: Pero todos eran un montón de idiotas arrogantes, ¿cierto?

Jesse: ¡No! Está bien, tal vez… no lo sé… sólo que de donde sacaríamos toda esa energía, toda esa creatividad y la ambición que toda la gente tenía.

Céline: Tienes que ser algo loco para mantenerte motivado. Los jóvenes hacen eso todo el tiempo, se comparan entre sí… Solías hacer eso todo el tiempo

Jesse: ¿Qué cosa?

Céline: Hablabas de más cuando tenías 17 años.

Jesse: Sí, pero las mujeres no piensan así. ¿No lo crees?

Céline: No… tenemos mucho con qué compararnos. La mayoría de las mujeres harían lo que sea en la vida. La primera vez que escuchas de ellas tienen 50 años, porque es tan difícil tener reconocimiento. Pelean por 30 años o crían hijos en casa, antes de poder hacer lo que quieren hacer. La verdad, ¿sabes qué? Es algo libre. No tenemos que pasar nuestras vidas comparándonos con Martin Luther King, Ghandi… Tolstoi…

Jesse: ¿Qué hay que Juana de Arco? Digo… ella era una adolescente y salvó a Francia.

Céline: ¿Quién quiere ser ella? Olvida a Francia, ¡Ella fue quemada en una estaca y siendo virgen!
 



Jesse: Nos conocimos hace como 18 años, y como que nos enamoramos un poco. Y… luego perdimos el rastro uno del otro. Y una década después nos encontramos

Céline: No, no… no nos cruzamos. Tú escribiste un libro inspirado en nuestro encuentro

Jesse: Si, si…

Céline: Y yo lo leí y fui a buscarlo

Anna: ¡Qué romántico!

Céline: No tanto. Él estaba casado de nuevo.

¡Detalles!

Céline: Si… eso fue un desastre

Jesse: No, fue un desastre inevitable

Céline: Ok y la primera vez que tuvimos sexo sin condón: Gemelas! Y cambiamos desde ahí.




Jesse: Solía patearte el trasero en ping pong en esas mesas de concreto.

Céline: ¡Felicidades! Le ganaste a una mujer embarazada de gemelas.

Jesse: Es mejor que perder con una mujer embarazada de gemelas.




Céline: ¿Sabes qué? Está comenzando, ¿sí? Y así es como esto sucede. Eres infeliz y culpas a la otra persona y terminan, eso es todo.

Jesse: Lo dices para asustarme, ¿verdad?

Céline: No, claro que no

Jesse: ¡Claro que no! Sí, claro que sí, eso es lo que haces

Céline: No, la verdad estoy sorprendida que hayamos durado tanto tiempo




Céline: Déjame decirte Anna como conservar a un hombre. Tienes que dejarlos ganar en todos estos pequeños juegos.

Anna: ¡Oh Dios!

Céline: Cuando conocí a Jessy, la primera noche jugamos, y claro, yo ganaba.

Jesse: ¿La fundación de nuestra relación es una mentira?

Céline: Y luego al último minuto dejé la bola caer al medio. Y eso les da confianza, si no lo dejara ganar en todos los juegos nunca tendríamos sexo. Digo… siento decirlo pero es casi metro. Sueña con tener a una zorra como esposa

Jesse: Es mi más grande aspiración




Céline: Eres un maravilloso padre. Ama su relación, ama las cartas que le mandas.

Jesse: No lee las cartas.

Céline: Claro que las lee, sólo que no tienes buena letra.

Jesse: Sólo sé que si me pierdo estos años nunca van a volver.




Céline: ¿Qué cosa quisieras cambiar de mí?

Jesse: ¿Qué? Es otra de tus preguntas en las que no puedo ganar. No contestaré eso.

Céline: ¿A qué te refieres? ¿No hay una cosa que quisieras cambiar sobre mí? ¿Soy perfecta?

Jesse: Ok la verdad, si pudiera cambiar una cosa sobre ti, sería que dejes de intentar cambiarme a mí.

Céline: Eres un hombre muy manipulador, ¿sabías eso?
Jesse: Sé como funcionas.




Jesse: ¿Quieres escribir? ¡Ok, hazlo!

Céline: No, pero recuerdas que solía cantar y tocar la guitarra y tocar canciones. Aún me gustaría hacerlo pero no tengo tiempo.

Jesse: Ok… primero que nada, yo no escribo como hobbie. Segundo, desearía que encuentres el tiempo… de alguna manera encuentras el tiempo para quejarte. Y digo… amo la manera en que canta, ¿ok? Jodí mi vida por la manera en que cantas.

Céline: ¿Sabes qué? Mi miedo secreto con los hombres es que todos quieren hacerme un ama de casa sumisa.

Jesse: Ok… nadie podría jamás hacer eso. Lo prometo, sería más fácil encajar tu cabeza a una tostadora que convertirte en sumisa.





Céline: ¿Sabes qué creo? Creo que del momento en que salimos de la casa de nuestros padres hasta que tenemos hijos es la única vez que tu vida es completamente tuya.

Jesse: Creo que he tenido como una década de eso.

Céline: Un día, una semana, un año, no hay gran diferencia.



Céline: Una vez recuerdo que estaba viendo a las gemelas y se veían tan lindas y estaba feliz porque ellas estaban felices. Y una de ellas tenía un hulla-hulla que estaba usando como soga para saltar. Pero luego la otra la quería así también, así que comenzaron a pelear por ella. Y de la nada lo vi todo. Todos los celos y el egoísmo. Y recuerdo haber pensado… este es el estado natural del ser humano, siempre un poco insatisfecho y descontento. Digo… míranos, aquí estamos en el jardín del Edén y no podemos dejar de pelear.

Jesse: No creo que haya un estado humano natural, el estado humano es múltiple. Digo, si eso es lo que ves cuando ves a tus hijas jugando, significa que estás deprimida.



Si conoces otras frases, diálogos o monólogos que destacar de la película Before Midnight (Richard Linklater) deja tu comentario ;)


Comentario sobre la película (A.S.B Virtual Info) 
 



Alejandro

Gracias por visitar mi pagina, disfruta de este nuevo blog espectacular y visita todas las paginas para descubrir mas frases.

4 comentarios:

  1. Celine: A veces siento que tu respiras helio y yo oxigeno.
    Jesse: (Con voz agua) ¿Que te hace pensar eso? :)

    ResponderEliminar
  2. “Cuando pienso en Elías, lo que más extraño de él es cómo se acostaba a mi lado de noche. A veces, estrechaba su brazo a través de mi pecho. Y no podía moverme, al punto en que me costaba respirar. Pero me sentía segura...completa. Y extraño su forma de silbar cuando caminaba por la calle. Y cada vez que hago algo, pienso en lo que él diría. "Hace frío, ponte una bufanda". Pero, últimamente, olvido los pequeños detalles. Todo comienza a desvanecerse, y empiezo a olvidarlo. Y es como que...Lo estoy perdiendo otra vez.
    Entonces, a veces, me obligo a recordar: cada detalle de su cara, el color exacto de sus ojos, sus labios, sus dientes, la textura de su piel, su cabello. Que ya no le quedaba cuando murió.
    Y a veces, no siempre, pero a veces, puedo verlo. Como si una nube se moviera y él apareciera, y casi pudiera tocarlo. Luego... el mundo real aparece y él se desvanece nuevamente. Por un tiempo, hice esto cada mañana, cuando el sol no brillaba tanto afuera.
    Porque es el sol el que parece hacerlo desaparecer. Aparece y desaparece. Como el sol sale y se pone. Como cualquier cosa así de efímera. Es como nuestra vida. Aparecemos y desaparecemos.
    Y somos tan importantes para algunos...Pero solo estamos... pasando. Brindemos por el pasar.” palabras de Natalia en la mesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo aporte Ma. Elena. Muchas gracias y por pasarte.

      Saludos
      A.S.B

      Eliminar