Frases

17 marzo 2017

Pin It

Widgets

Frases de la Película: Silence (Martin Scorsese)


Publicado por on 12:12

;

Andrew Garfield


Frases y Diálogos de la película "Silence" (Silencio). Director: Martin Scorsese, Guion: Jay Cocks, Martin Scorsese (Novela: Shusaku Endo), Música: Kim Allen Kluge, Kathryn Kluge, Fotografía: Rodrigo Prieto. La más reciente película del reconocido y clásico director norteamericano, es un nuevo acercamiento al tema de religión, que ya anteriormente ha tratado, no con tan buenos resultados, ya que ninguna figura entre sus mejores. En esta ocasión, con la historia ambientada en el siglo XVII, cuando dos jesuitas portugueses viajan a Japón en busca de un misionero, que les informan que ha sido torturado y ha renunciado a su fe. La ambientación y el momento histórico, además de interesante está bien escenificado. Como la Inquisición en Japón perseguía a los cristianos que querían instaurar su fe, frente a la que practicaban, como era el budismo. Y como estos religiosos cristianos se enfrentan a dilemas ideológicos al confrontar la realidad, sus creencias... y el silencio de Dios. La película, creo que tuvo todo para ser una Obra Maestra de Scorsese. Es ambiciosa, y por algo llevaba mucho tiempo queriendo llevarla al cine. Pero ocurre algo similar a lo que pasó con sus anteriores incursiones al tema religioso, se queda corto o se pierde. La película es muy larga, y tiene varias escenas prescindibles y un poco aburridas, especialmente en la mitad, por la segunda hora. Afortunadamente en el tramo final sube el nivel y el ritmo, revive un poco la película. Pero el daño ya estaba hecho, y hay un detalle en el final que se pudo haber ahorrado. Por lo que hay problemas de edición, pero a su favor tiene una excelente fotografía y excelentes actuaciones. El guión está muy bien, hay buenos momentos, escenas, diálogos y monólogos, pero junto con la edición, tiene momentos prescindibles. Aún así, resulta un trabajo sobresaliente, que muestra por momentos la grandeza de Scorsese, pero que se queda en el camino de la maestría. Y aunque ya ha demostrado ser un director muy versátil, con éxito en todos los géneros cinematográficos, el tema religioso aún se le resiste... quizás por no sentar una posición clara y contundente... quizás...


Rodrigues: Padre celestial, rezo tu nombre, soy sólo un extranjero que trajo el desastre. Eso es lo que ellos piensan de mí ahora. Sueño con encontrar las respuestas. ¿Qué pasó con todas las maravillosas posibilidades que encontró aquí? ¿Qué he hecho con Cristo? ¿Qué estoy haciendo por Cristo? ¿Qué haré por Cristo? Me siento tan tentado, tan tentado a perder las esperanzas. Estoy asustado. El silencio de tu espera es terrible. Rezo, pero estoy perdido. ¿O es que sólo estoy rezando al silencio? A la Nada.





Andrew Garfield


Rodrigues (Voz en off): Escuchábamos sus confesiones toda la noche. Aunque a veces no estábamos seguros de lo que confesaban. Y ahora el Cristianismo trajo el amor. La dignidad, por primera vez, son tratados como criaturas de Dios, no animales Y la promesa que todo su sufrimiento no terminaría en la nada, sino en la salvación. Dábamos misas en medio de la noche, justo como hacían en las catacumbas. En silencio.



Andrew Garfield


Rodrigues (Voz en off): Estaban desesperados por señales tangibles de Fé. Así que les dí, lo que pude. Me preocupaba que valoraban a estas pobres señales de Fé más que la propia Fé. ¿Pero cómo podía negarlas? Y finalmente, tuve que partir mi rosario. (…) En Goto estuve completamente sobrecogido. Bauticé como a una docena de niños. Escuché innumerables confesiones. Pero fue de Kichijiro que sentí la mayor necesidad.
Rodrigues: No tomaste el rosario.
Kichijiro: No lo merezco.
Rodrigues: ¿Por qué? ¿Por qué negaste a Dios?
Kichijiro: Sí. Pero solo para vivir. Toda mi familia, el inquisidor quería que renunciáramos a nuestra Fé. Pisar a Jesús con mi pie. Solo una vez, solo esa. Pero ellos no lo hicieron. Pero yo sí. Pero no pude abandonarlos. Aunque hubiese abandonado a Dios. Así que los vi morir. A donde quiera que voy, veo el fuego y huelo la carne. Cuando te vi a ti y al Padre Garupe por primera vez, empecé a creer que Dios tal vez me aceptará de vuelta. Porque en mis sueños el fuego ya no era tan brillante.
Rodrigues: ¿Quieres que escuche tu confesión?
Kichijiro: Bendíceme, Padre porque he pecado.
Rodrigues (Voz en off): Esos seis dias en Goto y la nueva Fé de Kichijiro me hicieron sentir que mi vida era de valor y que podía ser de utilidad a la gente de este país en los confines de la Tierra.




Andrew Garfield


Rodrigues: Señor. Luché contra tu silencio.
Dios (Voz): He sufrido a tu lado. Nunca estuve callado.
Rodrigues: Lo sé… Pero incluso... Si Dios hubiese estado en silencio mi vida entera. Hasta el día de hoy. Todo lo que sé. Todo lo que he hecho. Habla de él. Fue en el silencio donde escuché tu voz.




Adam Driver


Padre Valignano: ¿Saben cuántos cristianos ejecutaron las autoridades de Japón? Miles, decenas de miles. La mayoría decapitados. No, es demasiado peligroso para ustedes.
Rodrigues: Sí, pero Padre, ¿cómo abandonamos a un  hombre que nutrió nuestra fe? Si él se enfrenta al Mundo por nosotros.
Garupe: E incluso si esta calumnia fuera verdadera... entonces el Padre está condenado.
Rodrigues: Sí. Y no tenemos otra opción que salvar su alma.
Padre Valignano: ¿Esto está en sus corazones?
Rodrigues: Sí.
Garupe: Lo está. Como nuestro primer voto.
Padre Valignano: Entonces, debo confiar en que Dios los proteja. Los espera una gran prueba. Desde que pisen ese país, entran en grave peligro. Serán Uds., los últimos sacerdotes en ir. Un ejército de dos.




Liam Neeson


Rodrigues: ¿Y a cuántos salvaste? ¿Cuándo renegaste de la fe de nuestro Señor? ¿A cuántos, además de ti mismo?
Ferreira: No lo sé, ciertamente no tantos como puedes haber ayudado tú.
Rodrigues: ¡Estás tratando de justificar tu propia debilidad! ¡Qué Dios tenga piedad de tí!
Ferreira: ¿Cuál Dios? ¿Cuál de ellos? Decimos... lo siento, no has aprendido el lenguaje perfecto,  ¿no? hay un dicho aquí, las montañas y los ríos pueden ser movidos. Pero no puedes cambiar la naturaleza del hombre. Es muy sabio, como muchas cosas aquí. Encontramos una religión en la naturaleza, aquí en Japón, Rodrigues. Quizás eso signifique encontrar a Dios.
Rodrigues: Es una vergüenza. Ud. es una vergüenza, Padre. No puedo. ¡Ni siquiera puedo seguir llamándote así!
Ferreira: Bien. Tengo un nombre japonés ahora. Una esposa e hijos. Lo heredé todo de un hombre ejecutado.




Liam Neeson


Ferreira: ¿Has encontrado las palabras en la pared? ¿Loudato Eum? ¿Le rezaste? Las hice con una piedra, cuando estaba en esta celda. Como tú.
Rodrigues: ¡Cállate! ¡No me hables, no tienes derecho!
Ferreira: ¡Sí lo tengo, porque eres como yo! ¡Ves a Jesús y encuentras semejanza! ¡Crees que tu juicio es el mismo que el suyo! ¡Hay 5 en el foso sufriendo también, como Jesús, pero no tienen orgullo! ¡Nunca se han comparado a ellos mismos con Jesús! ¿Tienes el derecho? ¿De hacerlos sufrir? … Escuché los gritos y el sufrimiento en esta misma celda. ¡Y actué!
Rodrigues: ¡Excusas, te excusas, tú eres el Espíritu de la oscuridad!
Ferreira: ¿Qué harías por ellos? ¿Rezar? ¿Y que recibes a cambio? Sólo más sufrimiento. ¡Sólo tú puedes terminarlo, No Dios!
Rodrigues: ¿Qué quieres de mí?
Ferreira: Rezo también, Rodrigues. No ayuda. ¡Vamos! ¡Reza! ¡Pero reza con tus ojos abiertos! … Puedes ayudarlos. Ellos claman por ayuda como tú clamas por Dios. Estás en silencio, pero no tienes que estarlo.
Rodrigues: ¡Ellos deben volverse Apóstatas! ¡Háganlo! ¡Que Dios me ayude, háganlo!
Ferreira: ¡Ellos lo han hecho, muchas veces! ¡Están aquí por ti, Rodrigues! ¡Mientras no te hagas apóstata ellos no estarán seguros! ¡Un sacerdote debe actuar en imitación a Cristo! Si Cristo estuviera aquí, habría actuado. ¡Se habría hecho apóstata por su salvación!
Rodrigues: ¡No! ¡Él está aquí! ¡Cristo está aquí! ¡Sólo que no puede oírme!
Ferreira: ¡Muéstrale a Dios, que lo amas! ¡Salva las vidas de las personas que él ama! … Hay algo, más importante que el castigo de la Iglesia. Vas a realizar, el acto de amor más doloroso que alguna vez se ha hecho. Es sólo una formalidad. Sólo una formalidad.



Si conoces otras frases, diálogos o monólogos que destacar de la película Silence (Martin Scorsese) deja tu comentario ;)



Martin Scorsese

Alejandro

Gracias por visitar mi pagina, disfruta de este nuevo blog espectacular y visita todas las paginas para descubrir mas frases.

0 comentarios:

Publicar un comentario